Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


04 mayo, 2009

VERCINGÉTORIX

Significado y pronunciación:

Ver /uer/ es un superlativo 

cingeto  / kingueto / hace referencia a la figura de guerrero,

rix  significa ‘rey’. Cada tribu tenía su rey.

 

Vercingétorix es un héroe de la lucha del pueblo Celta contra la ocupación romana. Nació en Auvernia (actual Francia) siendo hijo de un Rey de los Arvernos, uno de los más poderosos pueblos galos tradicionalmente opuestos a Roma.

En aquella época una pequeña parte del territorio de las 'Galias' (como los romanos llamaban a lo que es hoy Francia) estaba bajo dominación romana. Pero la mayor parte del territorio estaba ocupada desde hacía siglos por la población celta o gala, incluyendo Bélgica y otros territorios europeos. La categorización de celtas (griega) o galos (romana) era completamente extraña a las diversas tribus autóctonas. Las diversas tribus tenían comercio entre sí pero no existía noción de Nación. Pero eran libres y no se encontraban aún sometidos a la autoridad de Roma.

 

Los Helvecios jugarían un papel determinante en el comienzo de la Guerra de las Galias, al desencadenar una migración, "forzada" por la presión germánica creciente, hacia el Oeste después de haber quemado sus tierras bajo el rey Orgetorix. Eran habitantes celtas que vivían en una zona que hoy corresponde aproximadamente a Suiza. Por la presión de tribus germánicas, los helvecios cruzaron la Galia y buscaron una nueva patria con la tribu entera bajo el mando de su rey. Julio César fue advertido por otras tribus galas romanizadas, que aparentemente se sintieron amenazadas por el avance helvético. Ese fue el pretexto que el militar precisaba. Desde su enclave en las 'Galias romanizadas' se dirige hacia el Norte con la explícita intención de detener a los 'invasores' helvéticos, y con el implícito objetivo de sojuzgar a los pueblos celtas nativos.

 

Vercingétorix era un joven aristócrata cuando Julio César, tomando como pretexto la migración de los Helvecios, invadió la Galia a la cabeza de sus legiones romanas junto a contingentes aliados galos. El objetivo de Julio César era someter a las tribus galas por medio de sus jefes a la autoridad de Roma, adquirir gloria y confiscar sus legendarias riquezas para engrosar su patrimonio personal. Celtillos, rey del pueblo de los arvernos, intentó retomar la cabeza del partido "antiromano" en la Galia, pero fue capturado y ejecutado por JC. Su hijo Vercingétorix probablemente entró en este momento en los cantones militares de César, quien le enseñó los métodos de guerra que emplean los romanos a cambio de su cooperación, sus conocimientos del país y de las prácticas de la Galia cabelluda.

Queriendo sacar provecho del ligero revés que constituyó para César la retirada de Bretaña y del descontento que se incubaba en Galia, Vercingétorix retoma la antorcha que le fue fatal a su padre. Tomó el mando de su tribu, y se impuso como cabeza del "partido antirromano", particularmente gracias a la notable oratoria que utilizaba, arte apreciado tanto por los galos como por los romanos. Organizó la resistencia llevando a cabo una guerra de guerrillas (que en la Galia se podía realizar excelentemente) y consiguió federar el mayor número posible de tribus galas para luchar contra Julio César.

 

Después de muchos años de lucha, Julio César logra sitiar la ciudad en donde se refugiaba el ejército del patriota y la derrota marcará el final de la guerra y la conquista definitiva de las Galias por varios siglos. El guerrero pide sus hombres que lo maten, pero éstos se niegan. Entonces se dirige hasta Julio César, le entrega su espada y es apresado. La patética escena ha sido repetidamente reflejada en al arte. 



La figura (tomada de Wikipedia) representa la escena de la rendición, por Lionel-Nöel Royer, 1899.




Vercingétorix fue llevado a Roma y mantenido en prisión durante 5 años. Finalmente, luego de un desfile en una ocasión solemne, se lo ejecuta, quizás ahorcado o decapitado.