Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


22 abril, 2014

Cultura y Educación libertarias (p 5)

Verdi.Nabucco.Va Pensiero.MET.2002

UN METODO PELIGROSO - PELICULA COMPLETA

La Herencia del Viento - El Juicio del Mono - 1999

Sócrates 1970, de Roberto Rossellini... Película Completa

Mito de la caverna - Platón

18 abril, 2014

LIBRO: Cultura y educación libertarias

CULTURA Y EDUCACIÓN LIBERTARIAS

De las primeras experiencias educativas a las huellas en las experiencias actuales:
Una mirada desde la Barcelona argentina

Prólogo: Christian Ferrer
Juan C. Paradiso (director y editor)
Norma Piccinini (co-dirección)

Lautaro Bruera investigador (UNR)
M. José Guillaumet Antropología, UNR
Alicia Luque, UNLP
Mauro Paradiso, Cs Políticas, UNR
Daniela Ponce, Psicología UNR
Emiliano Sacchi, Cs Políticas UNR, Becario CONICET

Con el aporte de:
Marisa Andújar (BsAs)
Juan Manuel Ferrario (Historiador)
Alejandra Rodríguez (Bs As)
Carlos A. Solero (Cs Políticas, UNR)
junto a quienes hemos rescatado valiosas historias de vida.

Coordinación a cargo del Lic. Antonio Capriotti.
Músicos invitados
Lunes 21 de abril, 18 horas, Museo Estevez
Solicitarse las invitaciones a .

SI LOS TIBURONES FUERAN HOMBRES (Bertolt Brecht)

Si los tiburones fueran hombres
Bertolt Brecht
-Si los tiburones fueran hombres –preguntó al señor K la hija pequeña de su patrona–, se portarían mejor con los pececitos? 
-Claro que sí –respondió el señor K–. Si los tiburones fueran hombres, harían construir en el mar cajas enormes para los pececitos, con toda clase de alimentos en su interior, tanto plantas como materias animales. Se preocuparían de que las cajas tuvieran siempre agua fresca y adoptarían todo tipo de medidas sanitarias. Si, por ejemplo, un pececito se lastimase una aleta, en seguida se la vendarían de modo que el pececito no se les muriera prematuramente a los tiburones. 
Para que los pececitos no se pusieran tristes habría, de cuando en cuando, grandes fiestas acuáticas, pues los pececitos alegres tienen mejor sabor que los tristes. También habría escuelas en el interior de las cajas. En esas escuelas se enseñaría a los pececitos a entrar en las fauces de los tiburones. Estos necesitarían tener nociones de geografía para localizar mejor a los grandes tiburones, que andan por ahí holgazaneando. Lo principal sería, naturalmente, la formación moral de los pececitos. Se les enseñaría que no hay nada más grande ni más hermoso para un pececito que sacrificarse con alegría; también se les enseñaría a tener fe en los tiburones, y a creerles cuando les dijesen que ellos ya se ocupan de forjarles un hermoso porvenir. Se les daría a entender que ese porvenir que se les auguraba sólo estaría asegurado si aprendían a obedecer. Los pececillos deberían guardarse bien de las bajas pasiones, así como de cualquier inclinación materialista, egoísta o marxista. Si algún pececillo mostrase semejantes tendencias, sus compañeros deberían comunicarlo inmediatamente a los tiburones. 
Si los tiburones fueran hombres, se harían naturalmente la guerra entre sí para conquistar cajas y pececillos ajenos. Además, cada tiburón obligaría a sus propios pececillos a combatir en esas guerras. Cada tiburón enseñaría a sus pececillos que entre ellos y los pececillos de otros tiburones existe una enorme diferencia. Si bien todos los pececillos son mudos, proclamarían, lo cierto es que callan en idiomas muy distintos y por eso jamás logran entenderse. A cada pececillo que matase en una guerra a un par de pececillos enemigos, de esos que callan en otro idioma, se les concedería una medalla al coraje y se le otorgaría además el titulo de héroe. Si los tiburones fueran hombres, tendrían también su arte. Habría hermosos cuadros en los que se representarían los dientes de los tiburones en colores maravillosos, y sus fauces como puros jardines de recreo en los que da gusto retozar. Los teatros del fondo del mar mostrarían a heroicos pececillos entrando entusiasmados en las fauces de los tiburones, y la música sería tan bella que, a sus sones, arrullados por los pensamientos más deliciosos, como en un ensueño, los pececillos se precipitarían en tropel, precedidos por la banda, dentro de esas fauces. Habría asimismo una religión, si los tiburones fueran hombres. Esa religión enseñaría que la verdadera vida comienza para los pececillos en el estómago de los tiburones. Además, si los tiburones fueran hombres, los pececillos dejarían de ser todos iguales como lo son ahora. Algunos ocuparían ciertos cargos, lo que los colocaría por encima de los demás. A aquellos pececillos que fueran un poco más grandes se les permitiría incluso tragarse a los más pequeños.
Los tiburones verían esta práctica con agrado, pues les proporcionaría mayores bocados. Los pececillos más gordos, que serían los que ocupasen ciertos puestos, se encargarían de mantener el orden entre los demás pececillos y se harían maestros u oficiales, ingenieros especializados en la construcción de cajas, etcétera. En resumen: si los tiburones fueran hombres, en el mar habría por fin una cultura.

Historias de Almanaque. Berlín, 1949. Ed. Alianza. Barcelona (España), 1975.

12 marzo, 2014

SEMINARIO MAESTRÍA: HISTORIA DE LA EDUCACIÓN

Universidad Nacional de Rosario
Facultad de Humanidades
Maestría en Educación Universitaria
Seminario: Historia de la Educación

Abril 2014
Profesor: Mg Juan Carlos Paradiso


Encuadre y Propósitos del seminario

La educación es un fenómeno complejo y de múltiples dimensiones, atravesada por el contexto social, cultural, económico, político, ideológico, discursivo, campo de conflictos en donde se encuentran inmersos las instituciones y los sujetos educativos. Estos factores contextuales operan como campos de fuerza que determinan o condicionan a la educación, de tal manera que ésta no puede analizarse fuera de aquellas determinaciones.
También es notorio que en definitiva, educación es más directamente un intento de impartir a la sociedad valores de una cultura que derivan de concepciones filosóficas y científicas, sin omitir que en otra de sus dimensiones explícitas, procura el desarrollo de las capacidades de los educandos, en una línea histórica discontinua que a partir de Sócrates, tiene momentos de apogeo sobre todo con Rousseau y con la Escuela Nueva. Las prácticas pedagógicas surgen al comienzo de la historia y en su mayoría han ido reflejando procesos de apogeo y de declinación, pero con una tendencia a repetirse aparentemente renovadas cuando ya se habían descartado o desvalorizado.
Ello hace que esta historia deba estudiarse teniendo muy en cuenta no sólo el eje diacrónico - que es su carácter más conspicuo – o el sincrónico en una mirada desde la complejidad, sino también reflexionar desde el presente sobre la vigencia o el ocaso de determinados métodos, en una perspectiva que se acerca a la “genealogía”.

La historia de la educación (HE) será considerada teniendo en cuenta el devenir de las ideas pedagógicas (incluyendo sus fuentes filosóficas) el desarrollo histórico de la profesión docente y de los restantes sujetos educativos.
Se pretende articular los fenómenos mundiales y regionales con los de nuestro país. Siendo que fenómenos análogos no siempre son sincrónicos, se propone la superación de la linealidad para considerar la historia en forma más global. Por lo tanto, la materia se propone como un eje articulador para las ciencias de la educación, donde el eje temporal sirve como orientación general y como abordaje inicial. Se propone que la mirada tome en consideración primordial la producción del discurso pedagógico por parte de sus protagonistas, así como otros documentos históricos y textos narrativos que directa o indirectamente pueden dar la clave de las ideas y construcciones de cada época.
La HE en Occidente, pareció desarrollarse en forma autónoma, ignorando casi totalmente lo que estaba sucediendo en otros continentes. A pesar de ello, la Edad Moderna es en buena medida la consecuencia de la irrupción de Oriente sobre Occidente (descubrimientos chinos como la brújula o la imprenta, los aportes de árabes y judíos desde sus enclaves, la misma invasión otomana a Constantinopla que corta las rutas de comunicación y desencadenan el descubrimiento de América). En este cruce de culturas muchas fueron ignoradas, otras avasalladas y algunas fecundadas, pero emerge la necesidad de conocer aquéllas a las que se quitó su identidad y con las cuales occidente está largamente en deuda. La historia de nuestra región, podrá ser entendida entonces por sus múltiples influencias y atravesamientos por corrientes regionales o universales. La recurrencia de ideas y corrientes diversas en las distintas unidades se justifica por la superación mencionada del eje lineal.
Con respecto a los contenidos deben considerarse dos planos: el de los contenidos explícitos – el objeto de estudio de la HE – pero también la reflexión sobre el propio campo disciplinario, de sus fundamentos epistemológicos y metodológicos: HE como objeto. En el primer caso se estudiarán en forma crítica aquellas corrientes que tienen o han tenido importancia dentro de la historia de la educación. Asimismo se estudiarán aquellos aspectos de la cultura y la educación que han sido silenciados por las corrientes hegemónicas (aportes a la cultura y educación occidental de árabes y judíos, educación en América precolombina, escuelas libertarias, las prácticas educativas en los países socialistas. Aún cabe formular una tercera aproximación sobre el objeto de estudio: la revisión epistemológica del estatuto de la HE y su relación con las demás ciencias.
El tratamiento de una temática en sí misma extensa, requiere de un enfoque innovador. Presentaremos un programa de contenidos básicos comunes que permita la visión globalizadora e integradora, a partir del cual los maestrandos podrán profundizar en temas electivos.
Este programa flexible deberá permitir que los maestrandos no reiteren contenidos estudiados en otras asignaturas, salvo una necesaria revisión crítica bajo otra perspectiva.

En el marco de esta maestría, se enfatizará el enfoque sobre el nivel superior, aunque no exclusivamente universitario.
La flexibilidad de parte de los contenidos tiene su mayor demostración en las fuentes bibliográficas – que son variadas y en muchos casos opcionales – y en la libertad en las opciones ideológicas, para lo cual se tratará de evitar el adoctrinamiento o la promoción de algunas teorías sobre otras. Los aspectos controversiales serán sometidos a debate, para permitir el mayor intercambio de ideas y un ejercicio plenamente democrático.
Se aborda el seminario desde el constructivismo, lo cual tiene importantes implicancias en la metodología de las clases, que deberán buscar referencia permanente con los conocimientos previos de los alumnos, incluyendo las articulaciones con contenidos de otros seminarios. Se promoverá el trabajo en pequeños grupos alternando con el debate del grupo de clase. Las exposiciones del docente serán a modo de introducción y disparador para el trabajo en el seminario, o bien para extraer conclusiones finales luego de cada actividad.  
Se proyectarán videos pertinentes y se recomendarán algunos de los innumerables filmes que hacen alusión a la historia en general o a las posiciones pedagógicas.
Se habilitará un blog en Internet donde se publicarán todos los contenidos del seminario, aunque está sujeto a actualización permanente, como ocurre con la evolución del conocimiento. Si bien la Historia no cambia retrospectivamente, sí cambian los conocimientos que tenemos de los hechos históricos, por aporte de nuevos documentos, por hallazgos o por nuevas interpretaciones; esta evolución será permanente en el blog. También se mantendrá permanente contacto con los maestrandos para consultas, intercambio de material y entrega de los trabajos solicitados para la evaluación.

Objetivos

-          Facilitar la comprensión de la Historia de 

22 octubre, 2013

DEFENSA TESIS DE MAESTRÍA

DEFENSA DE TESIS
Maestría Educación Universitaria

Defensa oral pública
31 DE OCTUBRE 
Facultad de Humanidades y Artes
Salón de Profesores 
(Sala Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades y Artes)
Entre Ríos entre Córdoba y Santa Fe

Desarrollo de Capacidades Cognitivas y Discursivas,
Cultura y Educación.
De la Oralidad al Hipertexto

Maestrando: Juan Carlos Paradiso
Director:  Dr. Norberto Boggino
Co-Directora: Prof. Norma Piccinini

Calificación final: Sobresaliente (10)