Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


12 mayo, 2009

Bárbaros: Los godos

Bárbaros: Los Godos

Bárbaros: Los godos. Canal historia, documentales, canal Historia (Orig.: Barbarians, the Goths, History Channel.com) History Channel Classroom Study Guides: http://www.history.com/classroom/admin/study_guide/archives/thc_guide.2487.html

Presentación

En el año 410, un ejército avasallador de maleantes saquea la antigua ciudad de Roma. Una orgía de asesinatos y pillaje. Los romanos caen bajo el ataque de una violenta banda de bárbaros  empujados por la venganza. Son los godos, y su furia está alimentada por décadas de abusos y traiciones de los romanos, persecución y mentiras. Los godos se levantan por fin contra sus opresores, uniéndose en una misión de supervivencia y conquista. La suya es una historia épica de bárbaros empujados hasta el límite.

Condiciones previas al conflicto

Año 375, en los Balcanes, cerca del mar Negro. Estamos en las aldeas de los godos, un pueblo pacífico, tierra que ellos ocupaban desde hacía un siglo, en la frontera del imperio romano. Ya habían desarrollado una sociedad agrícola con estructuras políticas organizadas. La tierra era para ellos algo sagrado, que consideraban su deber defender. Los godos ya no eran violentos. El pueblo se dedicaba a la agricultura. Existía comercio con el imperio romano, intercambiando pieles y otras mercaderías por mercancías romanas. Pero ahora se acercan los temibles hunos sobre estas aldeas, provenientes del este de Asia. Se cree que la muralla china fue construida para mantenerlos a resguardo. Los hunos llegan al Danubio a finales del siglo IV, y caen sobre las aldeas de los godos sin misericordia.

Los godos prestaban juramento a sus jefes tribales y tenían un jefe general elegido por un consejo tribal, que se reunía en ocasiones de peligro. En esta ocasión surgió un dirigente, Fritigern (Fritigerno) que consideró una solución radical: dirigirse a buscar protección al imperio romano.

Ingreso de los godos al imperio

Para los godos la opción era difícil y preocupante. Ellos sabían que para ser admitidos deberían jurar fidelidad a un Dios cristiano, perderían su patria ancestral y su identidad cultural. Pero la proximidad de los hunos no les daba otra opción. Empaquetaron lo que pudieron y se dirigieron a la frontera del imperio romano, en este caso en el Este del imperio, cuyo límite era el Danubio. El emperador era Valente (Flavius Julius Valens Augustus) y profesaba la fe cristiana que había sido instaurada por Constantino en la primera mitad del siglo.

Valente y los godos:

Valente enfrentaba problemas en sus fronteras; incluso había luchado contra otras tribus godas. El emperador pone en marcha un ambicioso programa de reclutamiento para reforzar sus fuerzas. De tal modo, no le parecieron malas noticias que las tribus godas buscaran asilo en el imperio. En 376 los godos (visigodos en este caso) atraviesan el Danubio; Fritigerno va a entrevistar a Valente, solicitando abrigo y tierras en la península balcánica. Se estima que cerca de 200.000 visigodos estaban cerca de las fronteras. Los godos podrían proveer a las tropas de Valente y éste disminuiría su dependencia de las levas provinciales. Pero Valente concedió la admisión solamente al líder y a algunos de sus seguidores. Esto, sin embargo, no evitó que otros les siguieran. En las fronteras había apostadas un pequeño número de tropas imperiales, que evitarían que pasaran otros grupos de godos y de otras tribus bárbaras, pero el control fue rebasado. Lo que había comenzado como un establecimiento controlado degeneró rápidamente en una afluencia masiva. Y la situación empeoró. Cuando los comandantes comenzaron a abusar de los visigodos bajo su cargo, éstos comienzan a rebelarse. (tomado de Wiki: Valente)

Se les concedió permiso para cruzar al sur del Danubio, hacia la Tracia, que también formaba parte del imperio. Se les prometieron comidas y en el futuro nuevas tierras fértiles. Pero la realidad resultó diferente: los romanos fueron crueles y egoístas con los que ingresaron. Además el emperador podía seleccionar a los que admitía en el imperio y a los que no, de manera que muchos quedaron afuera de las fronteras al norte del Danubio.

En este período del imperio, ningún emperador podía permitirse rechazar una fuente de tropas, pero no permitieron su entrada en masa. Un complejo sistema controlaba las entradas y las salidas. No tenían un mecanismo adecuado para acoger tanta gente. Los recibieron en campos de acogida o en campos de concentración. De repente llegaron miles de personas: el imperio, que hasta entonces enviaba raciones a los soldados apostados en la frontera, se quedó sin comida para ellos.

Por otra parte, el imperio les permitió establecerse cerca de las fronteras, pero no desplazarse con libertad. En los campos de concentración estaban sometidos a un control total.

Algunos godos se habían convertido al cristianismo. Fritigerno fue uno de los primeros, para ganarse la voluntad del emperador. Su conversión inicia una transformación que sería clave en el futuro de Europa.

Los romanos explotaban a los refugiados. Amiano, un historiador y soldado romano escribió que los oficiales romanos ofrecían niños godos como esclavos, a cambio de carne de perro.

Los godos hambrientos se dirigieron hacia la ciudad balcánica de Marcianopolis (Marcianopoli o Marcianopee), en Tracia, donde creían que se les daría comida. Pero los romanos les negaron la entrada bajo pena de muerte. El pueblo godo termina atacando al ejército romano.

En el año 378 los disturbios que habían comenzado en Marcianopolis se van extendiendo por los Balcanes, siendo saqueadas las aldeas de la zona, buscando comida para sobrevivir.

El emperador reacciona ante un pedido de ayuda de los tracios, y conduce sus tropas hasta Adrianópolis, en la actual Turquía, para enfrentarse con los godos de Fritigerno.

El resultado fue una catástrofe para el ejército romano. Fue la peor derrota del ejército romano en más de 400 años. Murieron entre 10 y 15.000 personas, incluyendo soldados, oficiales, generales y el mismo emperador Valente (aunque su cuerpo no fue encontrado). Junto con el posterior saqueo de Roma por los godos, fue uno de los peores desastres de la historia de Roma.

La muerte del emperador fue extremadamente shockeante. Luego de esta victoria, los godos continuaron avanzando, practicando un nomadismo de pillaje. Los romanos ya habían perdido la mitad de su ejército y se vieron obligados a negociar.

En Oriente había un nuevo emperador, el gran Teodosio. Teodosio en 382 negocia un tratado con los godos, dándoles tierras para instalarse a lo largo de la frontera norte, en lo que hoy es el norte de Bulgaria, a cambio de su servicio en el ejército romano. Pero aún así los godos permanecieron marginados de la sociedad romana. En los pueblos y ciudades, los godos eran marginados por bárbaros, peligrosos y vulgares.

Las promesas del tratado cada vez sonaban más huecas. Los godos comprendieron que el imperio romano no había cambiado en su esencia; no estaba abriendo sus puertas a los invasores: les estaba tratando de manera especial a causa de Adrianopolis.

Los godos se convirtieron en tropas de reemplazo contra los hunos, los vándalos y los persas: los primeros en morir para que los hijos de Roma no tuvieran que hacerlo. En 384 los romanos usan tropas godas para derrotar a sus enemigos. Mueren cerca de 10.000 godos en un día de combate.

Entre los godos surge un líder perteneciente a la nobleza goda. Está altamente entrenado por los romanos y furioso por las matanzas que ha presenciado. Se llama Alarico. Tras más de una década de paz, y de servir los godos como soldados de Roma, se preparan para vencer a la capital del imperio.

En 395 El joven Rey Alarico siente que ha llegado su hora. Sus soldados godos ahora apenas se distinguen de los soldados romanos: visten casi la misma ropa, armadura, luchan con sus mismas armas. Con la muerte del emperador, cesa la obligación de servir a Roma. Alarico, conciente de sus fuerzas, tiene exigencias muy altas para mejorar la posición de los godos en el imperio romano.

Mientras tanto, la provincia romana de Grecia está sumida en el crimen y el pillaje. Una brutal revuelta goda lleva las cosas al límite. Alarico plantea las exigencias al emperador de Oriente, que ya por entonces era Arcadio. Finalmente obtiene un cargo en el ejército y más tierras para su pueblo.

Pero Roma ha creado un monstruo que no puede controlar. En 408, Alarico marcha hacia el corazón de Italia, aprovechando que el imperio está acosado por los francos y los vándalos. Durante su marcha va sumando soldados de otras tribus, sin importar su procedencia. Es un ejército hambriento de pillaje y venganza.

Dispuesto a plantear exigencias al emperador de Occidente Honorio, lanza un brillante golpe maestro: marcha sobre la propia Roma. En 410, el ejército godo sitia la ciudad y logra ciertos objetivos. Sin embargo, no siendo satisfechas sus pretensiones, finalmente en agosto de ese año ataca Roma y se produce un terrible saqueo.-

Junto con las tropas, penetraron en la ciudad unos 40.000 esclavos que habían sido libertados en el anterior sitio y que deseaban vengarse de sus antiguos amos. Ello explica la cruel matanza que tuvo lugar durante los tres días que duró el saqueo de la población. En esta gran hecatombe fueron respetados los templos cristianos y las personas que en ellos se habían refugiado.

El acontecimiento queda reflejado en los diarios de San Agustín de Hipona, contemporáneo:

“Toda la devastación, asesinatos, expolios, incendios y crueldad que se infligieron a Roma siguieron las costumbres habituales de la guerra”.

Roma ya no era inconquistable.

Pero, a pesar de que tenían dominada la situación, los godos se quedan solamente 3 días en Roma. La razón por la cual Alarico no se convierte en emperador puede explicarse por el momento histórico: Alarico sabía que tendría finalmente que negociar. Por otra parte, debido al hacinamiento de cadáveres comenzaban a desarrollarse epidemias.

Alarico abandona la ciudad de Roma, se dirigió hacia el Sur con intención de pasar a Sicilia, pero adquiere una enfermedad y muere antes de cumplir su propósito, en el sur de Italia. Alarico contaba quizás 35 años o 40 años (las fuentes son contradictorias). ‘Sucumbió a unas fiebres’.

Se cuenta que para evitar que el cadáver  fuese profanado, sus tropas cortaron el curso del río Busento, en cuyo lecho cavaron una fosa y depositaron en ella el ataúd conteniendo el cuerpo de su jefe y gran cantidad de oro, plata y telas preciosas. Luego las aguas del río volvieron a su cauce normal y después degollaron a los esclavos que habían ejecutado las obras.

Tomado de http://www.portalplanetasedna.com.ar/alarico.htm

El legado de Alarico fue la unión de los pueblos godos. Los godos en el siglo V tendrían casi toda España, parte del sur de Francia. El pueblo pasó a conocerse como Visigodo, y durante 300 años florecería bajo una sucesión de poderosos reyes cristianos.

Es entre los Visigodos donde permanecen los últimos vestigios de la cultura romana. Con sus objetos de oro y edificios románicos Visigodos, son un eco del imperio romano que los oprimió durante tanto tiempo. Fueron los descendientes de los godos los que se convirtieron en guardianes de la llama romana, hasta la llegada de otros invasores, como los francos y los musulmanes.

En el año 711, los musulmanes del norte de Africa empujaron a los Visigodos hacia el norte, dispersándolos. Los Visigodos fueron los últimos reyes cristianos de España hasta la Edad Media.

La mayor lección que dejan los godos es que la opresión engendra rebelión y que cuando se les presiona demasiado, hasta los débiles y los desheredados pueden levantarse contra su opresor.  

Adendum: Los godos finalmente no se hicieron con el poder formal de Roma. Después de la muerte de Alarico, todavía el poder del imperio, aunque muy debilitado, estaría en manos de los romanos, hasta su caída en 476, es decir 66 años después de la muerte de Alarico. Además, quien destronaría al emperador sería un grupo bárbaro cuyo jefe descendía de los hunos. Finalmente éste sería derrotado por ostrogodos aliados con el emperador romano de Oriente, que es la parte del imperio que se mantuvo en pie durante la Edad Media. (JCP)

Nota: History channel propone este material (así como muchos otros) para trabajar en clase. Barbarians. The goths: History Channel Classroom Study Guides: http://www.history.com/classroom/admin/study_guide/archives/thc_guide.2487.html

 

Bibliografía y material audiovisual complementario

The History Channel Classroom Study Guides. Este canal tiene una extensa lista de videos históricos, con guías para su aplicación en el aula. Se puede encontrar el índice en:  http://www.history.com/classroom/guides.html

History Channel: Bárbaros: Los godos (Orig.: Barbarians. The goths: History Channel Classroom Study Guides: http://www.history.com/classroom/admin/study_guide/archives/thc_guide.2487.html

Texts for Ancient History courses, Universidad de Calgary: una biblioteca de textos originales de Historia Antigua, en inglés. http://www.ucalgary.ca/~vandersp/Courses/texts/texts.html

Jordanes’s sixth-century history, Origin and Deeds of the Goths (On-line version): http://www.ucalgary.ca/~vandersp/Courses/texts/jordgeti.html   (el libro pertenece a la colección de la universidad de Calgary)

MANACORDA, M. (1987): Historia de la Educación. México: Galache / Barcelona: Siglo XXI. Cap. 4: La Educación en la Alta Edad Media. Tomo 1: De la Antigüedad al 1500, pp 173-218. Cap. 5: La educación en la Baja Edad Media, 219-262. Cap VI: La educación en los siglos XIV y XV  Tomo 2, cap XI: Hacia el año dos mil: I La primera mitad del siglo XX, pp 487-524, Cap XII: II La segunda mitad del siglo XX, pp 525-560

 

Glosario y notas

Alarico. AlaReik (370? 376? - 410) Rey visigodo desde 395 hasta su muerte. 

Amiano Marcelino (Ammianus Marcellinus) es el principal historiador romano que vivió y relató el proceso de decadencia y descomposición  del imperio durante el siglo IV. Nacido en una familia griega asentada en Antioquia, se definía como un soldado y un griego, pues estaba orgulloso de su origen y de su paso por el ejército en los aristocráticos Protectores Domestici.

Danubio. Uno de los ríos más largo de Europa, después del Volga. Nace en la Selva Negra de Alemania y fluye hacia el este y un poco hacia el sur por más de 2.800 km hasta el Mar Negro en Rumania, donde forma un delta. Constituía, durante la Edad Antigua, una de las fronteras naturales que formaban el limes del Imperio romano, junto con el Rhin y otros ríos, y algunos trechos fortificados. Aunque el río Danubio sirvió de límite natural para definir el territorio del imperio (el limes romano), no pudo evitar la interpenetración de grupos distintos a ambos lados del río: visigodos y otros pueblos ‘bárbaros’ hacia el sur, latinos de origen romano al norte (rumanos), más tarde en la historia eslavos al sur (en la ex Yugoslavia)

Jordanes. Funcionario e historiador del imperio romano de Oriente durante el siglo VI dC. Probablemente de origen godo, escribió una Historia de Roma y su obra más importante ‘Origen y hazañas de los godos’, fundamentales para el estudio de la época. Para su elaboración recurrió a libros de historiadores como Magnus Aurelius Casiodorus. Es importante destacar el detallismo con que escribe.

Marcianopoli. Ciudad fundada por el emperador Traiano en Tracia, en honor de su hermana Ulpia Marciana. Actualmente pertenece a Bulgaria.

Teodosio el Grande dividió el Imperio entre sus hijos, nombró a Honorio emperador de Occidente y a Arcadio  de Oriente, y al vándalo Estilicón general.

Valente.  Hermano de Valentiniano, quien había sido proclamado Augusto en el año 364. Valentiniano designó a su hermano Valente como co-emperador y éste obtuvo la mitad oriental de la península balcánica, Grecia, Egipto, Siria y Asia Menor. Otras posesiones orientales habían sido perdidas, puesto que el imperio se había retirado recientemente de la mayor parte de sus posesiones en Mesopotamia y Armenia, que quedaron bajo el imperio Persa. Estableció su capital en Constantinopla. (Wiki)

Ficha técnica DVD: (está dos veces en el mismo DVD: la primera está algo fallado en 0:1:11)