Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


03 julio, 2007

Inquisición.

Inquisición. (Inquisitio Haereticae Pravitatis Sanctum Officium). Término genérico que hace referencia a varias instituciones dedicadas a la supresión de la herejía en el seno de la Iglesia Católica. La Inquisición medieval, de la que derivan todas las demás, fue fundada en 1184 en el sur de Francia para combatir la herejía de los cátaros o albigenses. La misma se implantó más adelante en el reino de Aragón (primera Inquisición estatal). En la Edad Moderna, con la unión de Aragón con Castilla, fue extendida a ésta con el nombre de Inquisición española (1478-1821), bajo control directo de la monarquía hispánica, cuyo ámbito de acción se extendió después a América. También se distinguen la Inquisición romana (1542-1965) y la portuguesa. El cargo de inquisidor fue confiado a franciscanos y dominicos, a causa de su mejor preparación teológica y su supuesto rechazo de las ambiciones mundanas, bajo dirección pontificia. En los inicios la pena habitual era la excomunión. Cuando los emperadores romanos adoptan el cristianismo (siglo IV), los herejes serán enemigos del Estado, aunque la Iglesia en general desaprobaba en ese momento los castigos físicos. En el siglo XII, en respuesta al resurgimiento de la herejía de forma organizada, se produce en el sur de Francia un cambio de opinión dirigida contra la doctrina albigense, por sus concepciones en relación al matrimonio y otras instituciones. El papa Inocencio III organiza una cruzada y promulga una legislación punitiva contra ellos (confiscación de sus bienes, prisión perpetua o pena de muerte). La Inquisición funcionaba con actos rituales de evidente eficacia intimidatoria: edictos de fe, edictos de gracia, autos de fe (ver glosario), etc., además de las condenas a prisión o la hoguera. Inocencio IV autorizó la práctica de la tortura para extraer la verdad de los sospechosos, herramienta usada eficazmente por la Inquisición española y la romana. http://www.geocities.com/CapitolHill/Lobby/2679/inquisic.htm. La Inquisición romana, ‘Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición’ luego llamada Congregación del Santo Oficio, fue creada en 1542, ante la amenaza del protestantismo, por el Papa Paulo III. Diferente de la Inquisición medieval, ya que era una congregación permantente de prelados que no dependía del control episcopal y su ámbito de acción se extendía a toda la Iglesia Católica. Su tarea era defender la fe, examinar y proscribir los errores y falsas doctrinas, persiguiendo a numerosos sospechosos de heterodoxia, entre los que se encontraban varios miembros de la jerarquía eclesiástica. En 1600 fue condenado y ejecutado Giordano Bruno. En 1633 fue procesado y condenado Galileo. En 1965, Paulo VI reorganizó el Santo Oficio, denominándolo Congregación para la Doctrina de la Fe. Una pintura de ‘El Greco’ originó una potente novela de Stefan Andres sobre la Inquisición (‘El Greco pinta al gran inquisidor’ (1936).
La relación del 'Greco' con la Inquisición fue obviamente conflictiva.