Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


07 abril, 2016

ACERCA DE LA "CARTA DEL JEFE SEATTLE"
Hay mucha controversia acerca de la autenticidad de este texto. En otro momento haré un relato más completo. Lo cierto es que, hubo un discursos del cacique en presencia de autoridades militares norteamericanas, y un testigo tomó notas y las publicó mucho más adelante mencionando la fuente. Es más o menos como el caso de los Evangelios o del Corán, que no fueron escritos hasta mucho después de la muerte de quienes los protagonizaron.
En todo caso, por mi parte rescato el mensaje, y advierto sobre la intención de quienes refutan la autenticidad de lo que se dijo: para mí, en la lengua de mis ancestros, se non e vero, e ben trovato.


Dice un detractor de los ecologistas

El jefe de los duwamish era conocido no sólo por ser alto (se habla de 1,80 metros y de que los colonos lo apodaban "El Grande"), sino por ser un excelente orador.

En una fecha no determinada, pero que se cree fue el 11 de marzo de 1854, el gobernador Isaac Ingalls Stevens convocó a una reunión para debatir la rendición o venta de la tierra de los indios a los colonos blancos. Después de que Stevens explicara su misión, habló Si’ahl. Se dice que puso la mano sobre la cabeza del mucho más pequeño gobernador y habló con gran dignidad durante largo rato.

Nadie sabe exactamente qué dijo.

Si'ahl habló en el idioma lushootseed, alguien tradujo de ese idioma a la jerga chinook, una lingua franca del oeste de Estados Unidos formada por diversas lenguas amerindias, inglés y francés, y alguien más tradujo al inglés para que Stevens se enterara de lo que había dicho Si'ahl.

(,,,)
Si'ahl (2), a quien los blancos que colonizaron los Estados Unidos llamaron "Seattle", era un indio duwamish nacido alrededor de 1780 y muerto el 7 de junio de 1866, que fue jefe de su tribu y de los squamish

 (:::)

Salto al 29 de octubre de 1887. El ya anciano doctor Henry A. Smith, médico, poeta, legislador y colono, que compartía la simpatía de Maynard por los indios, y que aseguraba haber estado presente durante el discurso de Si'ahl, publicaba en el Seattle Sunday Star una pieza titulada Scraps from a diary (Retazos de un diario) que, dijo, se basaba en las notas que tomó del discurso del jefe Seattle y, afirmó, era sólo un fragmento del discurso. En él, el jefe Si'ahl agradecía a los blancos su generosidad, exigía que cualquier tratado garantizara el acceso de los indios a sus antiguos cementerios y hacía un contraste entre el dios de los blancos y sus dioses. 

Extraido de (charlatanes.blogspot.com.ar/2010/02/el-cuento-de-la-carta-del-jefe-seattle)

No hay comentarios.: