Seguidores y subscriptores


HISTORIA DE LA EDUCACIÓN


03 agosto, 2007

Comentarios Reales (Inca Garcilaso)

ORIGEN DE LOS INCAS
REYES DEL PERÙ

Fig,: Templo del Sol, Lago Titicaca (de Wikipedia)
(Tomado de Comentarios Reales)
El camino más sencillo y fácil es contar lo que en mi niñez oí muchas veces a mi madre, a sus hermanos, tíos y a otros mayores, acerca del origen de los Incas. Es así que residiendo mi madre en el Cuzco[i], su patria, venían a visitarla cada semana los pocos parientes y parientas, libradas de las crueldades y tiranía de Atahualpa.
Sus pláticas más corrientes eran sobre el origen de sus reyes, de su majestad, de la grandeza de su imperio, de sus conquistas y hazañas, del gobierno que tenían en paz y en guerra, de las leyes que promulgaban en provecho y en favor de sus vasallos.
Teniendo yo 16 años de edad, sucedió un día que mis parientes conversaban sobre sus reyes y antiguallas, al más anciano de ellos, que era el que más cuenta daba de todo, le dije: Inca, tío, pues como no hay escritura entre vosotros, que es la que guarda la memoria de los hechos pasados, ¿qué noticias tenéis del origen y principio de nuestros reyes? ¿Quién fue el primero de nuestros Incas? ¿Como se llamó? ¿Qué origen tuvo su linaje?
El Inca alegrándose por haber oído las preguntas, y el tener que responderlas, se volvió a mí y me dijo "Sobrino, yo te las diré de muy buena gana, a ti te conviene oírlas y guardarlas en el corazón (es frase de ellos por decir en la memoria).
Sabrás que en siglos pasados, toda esta región que ves, eran grandes montes y breñales, las gentes vivían como fieras y animales brutos, sin religión ni policía, sin pueblo ni casas, sin cultivar ni sembrar la tierra, sin vestir ni cubrir sus carnes, porque no sabían cultivar algodón ni lana para hacerse vestidos.
Vivían de dos en dos y de tres en tres, de acuerdo como alcanzasen en las cuevas y comían como bestias, yerbas del campo y raíces de árboles y la fruta inculta que estos daban de si.....y carne humana.
Cubrían su cuerpo con hojas y cortezas de árboles, y pieles de animales; otros andaban en cueros.
En resumen, vivían como venados y salvajinas y aún a las mujeres las tomaban como brutos, pues no supieron tenerlas propias ni conocidas.
El uso de la frase "nuestro padre el Sol" era costumbre en el leguaje Inca empleándose a manera de veneración, porque se preciaban d descender de el sol y al que no era Inca, no le era permitido, usarla, pués era blasfemia y lo apedreaban
Dijo el Inca " Nuestro padre el Sol, viendo los hombres tales como te he dicho, se apiadó y tuvo lástima de ellos y envió un hijo y una hija de los suyos para que adoctrinasen en el conocimiento de nuestro padre el Sol, para enseñarles a vivir como hombres razonables, habitasen en casas, cultivasen y vivieran como humanos y no como bestias.
Con esta orden mandato puso nuestro padre el sol estos dos hijos suyos en la laguna Titicaca, y les dijo que fuesen por donde quisiesen y donde quieran que parasen a comer y a dormir, procurasen hincar una varilla de oro, de media vara de largo y dos dedos de grueso, que les dió para señal y muestra donde aquella vara se hundiese de un solo golpe allí quedaría donde hiciesen un asiento y corte.
Por último le dijo "Cuando hayáis reducido a esas gentes a nuestro servicio, los mantendréis en razón y justicia, con piedad, clemencia y mansedumbre a imitación y semejanza mía, que a todo el mundo hago bien, les doy mi claridad para que vean y hagan sus pastos y sementeras, hago fructificar sus árboles y multiplico sus ganados y tengo cuidado de dar una vuelta cada día al mundo para ver las necesidades que hay en la tierra. Quiero que vosotros imitéis este ejemplo como hijos míos, enviados a la tierra solo para doctrina y beneficio de estos hombres que viven como bestias.
Habiendo declarado su voluntad nuestro padre el Sol despidió a sus hijos. Ellos salieron del Titicaca y caminaron hacia el septentrión y por todo el camino, donde paraban tentaban hincar la barra de oro y nunca se les hundió.
Así entraron en una ventana o dormitorio pequeño que hoy se llama Pacaritambo (dormida que amanece). Ahí llegaron él y su mujer, nuestra reina, a este valle Cuzco, que entonces era una brava montaña

Fabulas sobre el origen de los Incas
Se dice que hubo un diluvio y detenidas por fin las aguas, se apareció un hombre en Tiahuanaco, que fué tan poderoso que repartió al mundo en 4 partes y las dió a 4 hombres que llamó reyes, el primero se llamó Manco Capac, el segundo Colla, el tercero Tocay y el cuarto Pinahua. Dicen que a Manco Capac le dió la parte septentrional y al Colla la meridional, al tercero Tocay, le dió la parte del levante, y al cuarto Pinahua, la del poniente.
Les mandó que fuesen cada uno a su distrito y conquistasen y gobernasen a la gente que hallasen (no advierten a decir si el diluvio los había ahogado, o si los indios habían resucitado para ser conquistados y adoctrinados.
Se dice que los Incas descienden de Manco Capac, a los otros hermanos esta fábula no habla más.
Los Indios que viven al levante y al norte de la ciudad del Cuzco, cuentan que al principio del mundo salieron por unas ventanas de unas peñas cercanas y la ciudad, en un puesto que llaman Paucartambo, 4 hombres y 4 mujeres, todos hermanos y que salieron por la ventana del medio (que ellas son tres) la cual llamaron ventana real. Por esta fábula forraron aquella ventana con grandes planchas de oro y muchas piedras preciosas.
Al primer hermano llamaron Manco Capac y a su mujer Mama Ocllo, dicen que éste fundó la ciudad y la llamó Cuzco, que en la lengua particular de los Incas quiere decir OMBLIGO y que de este descienden los Incas.
El segundo El segundo hermano llamado Ayar Cachi, al tercero Ayar Uchu y al cuarto Ayar Sauca

Fundación de Cuzco, ciudad Imperial
La parada que en este valle hicieron, fue en cerro llamado Huanacaure, al mediodía de esta ciudad. Allí procuró hincar en la tierra la barra de oro, la cual se hundió con mucha facilidad, se hundió al primer golpe y no la vieron más. Entonces dijo nuestro Inca a su hermana: "En este valle manda nuestro padre el Sol para que paremos y hagamos nuestro asiento y morada, para cumplir su voluntad. Por tanto reina y hermana, conviene que, cada uno por su parte, convoquemos y atraigamos a esta gente, para adoctrinarla.
Ambos empezaron a contar de como el padre Sol los había enviado, a todo el que se les cruzaba, viendo que mucha gente se les allegaba, empezaron a organizarse, unos proveían los alimentos, otros trabajaban en hacer chozas y casas, dando el Inca las trazas de como lo debían hacer.
De esta manera se principió a poblar nuestra ciudad imperial dividida en dos mitades, que llamaron Hanan Cuzco (Cuzco alto) y Hurin Cuzco (Cuzco bajo).

Conquistas del primer Inca Manco Capac
Los mismos indios sintiéndose contentos con lo logrado y reconociendo los beneficios que habían recibido, con gran conjunto y regocijo entraban por sierras, montes y breñales a buscar indios, les daban nuevas de aquellos hijos del Sol y les decían que, para bien de todos ellos, habían aparecido en su tierra y les contaban los muchos beneficios que les habían hecho y para que les crean mostraban sus nuevos vestidos, las nuevas comidas que comían y bebían, así como las casas en que vivían. Oídas estas cosas por los hombres silvestres, acudían en gran número y muchos se quedaban a servir y a obedecer. De esta manera se juntó en pocos años mucha gente, tanta que pasado los primeros 6 años, el Inca tenía gente de guerra, armada y adiestrada para defenderse de quien atacase y aún para traer por fuerza a los que no quisiesen venir de buen grado.
El primer Inca se extendió hasta el rio Paucartambo y al poniente conquistó 8 leguas hasta el gran río Apurimac y al mediodía llegó hasta 9 leguas de Quequesana. En este distrito el Inca mandó construir más de 100 pueblos.
[i] La palabra se escribe oficialmente Cusco, de acuerdo a la propia Constitución del Perú.
GARCILASO DE LA VEGA, El Inca: Comentarios reales, selección y prólogo de Augusto Cortina, Bs.As.: Espasa-Calpe, 9º ed. En el enlace siguiente se encuentra la obra completa, a la cual se puede acceder según el tema de cada capítulo: http://www.educar-argentina.com.ar/GARCILASO/comentario01.htm (Recuperado 15.08.2007)
El texto completo de 'COMENTARIOS REALES' puede encontrarse en el sitio: